Infidelidad Financiera

Asegúrese de que el dinero no se entrometa en su relación

Mantener un hogar feliz no siempre es fácil, especialmente cuando se trata de dinero y cuestiones financieras. Las peleas por dinero son una de las principales causas de conflictos familiares e incluso de divorcios, por lo que es importante estar en la misma página financiera  y asegurarse de mantener una comunicación coherente y honesta.

La información a continuación puede ayudarle a comprender cómo superar algunos de los tipos más comunes de infidelidad financiera que enfrentan las parejas. Si enfrenta desafíos con las deudas, ya sea por separado o en pareja, podemos ayudarle.

La información a continuación puede ayudarle a comprender cómo superar algunos de los tipos más comunes de infidelidad financiera que enfrentan las parejas.

Llame a Consolidated Credit hoy al 1-888-294-3130 para solicitar una evaluación de la deuda gratuita y confidencial de un consejero de crédito certificado.

¿Qué es la infidelidad financiera?

La infidelidad financiera es lo que sucede cuando una persona no es honesta con su pareja acerca de sus finanzas. Cuando comete infidelidades financieras, oculta cuentas o tarjetas de crédito, saca activos ocultos a su propio nombre o intenta encubrir problemas financieros importantes de su pareja. Cuando su pareja sabe que tiene cuentas separadas, está bien. Es la deshonestidad continua la que comienza a convertirse en un problema.

Este tipo de deshonestidad es doblemente arriesgada para la fortaleza y la estabilidad de su relación. No solo tiene que lidiar con la falta de honestidad entre las partes, sino que también tiene que lidiar con las consecuencias financieras que pueden surgir de lo que estaba oculto. Los problemas de deudas de tarjetas de crédito y presupuesto además de la falta de honestidad en su relación solo aumentan el estrés y los sentimientos de traición.

Estadísticas de infidelidad financiera

Desafortunadamente, la infidelidad financiera es un problema común en los EE.UU. Es una amenaza real que enfrentan las parejas, lo que puede crear grietas importantes que arruinan las relaciones.
Según una encuesta de CreditCards.com de 2019 (en inglés):

  • El 19% de los estadounidenses que viven con sus parejas tienen una cuenta de ahorros oculta, una cuenta corriente o una cuenta de tarjeta de crédito.
  • El 35% de los encuestados pensó que una cuenta oculta sería tan mala como un engaño físico.
  • Solo el 2% dijo que romperían con su pareja si secretamente tenían más de $5,000 en deudas de tarjetas de crédito

Esa última estadística debería darle un poco de esperanza. Incluso si usted o su pareja han estado guardando secretos de dinero, hay formas de que lo resuelvan. No mucha gente lo ve como algo digno de ruptura. Esta guía puede ayudarlo a superar la infidelidad financiera.

Enfrentando la infidelidad: compras y transacciones secretas

En general, el tipo más común de infidelidad financiera se produce cuando uno oculta una compra o una serie de compras al otro. Encuentra algo que le gusta cuando está fuera de casa, pero sabe que está fuera de su presupuesto. Por lo tanto, saca la tarjeta y acredita la compra.

Si está haciendo compras secretas: ¡Sea honesto y confiese! Es mejor decirle a su pareja usted mismo que hacer que se entere más tarde cuando llegue una factura. Dígale a su pareja lo que compró, cuánto gastó y por qué sintió que tenía que ocultarlo. Puede salir a la luz que ambos se sienten abrumados por su presupuesto. Tal vez necesiten reservar dinero cada mes para que cada uno de ustedes pueda derrochar un poco.

Si encuentra transacciones secretas: lleve la evidencia que encuentre a su pareja con la mayor calma posible. Pregunte qué sucedió y si hay otras compras que desconoce. Nuevamente, concéntrese en POR QUÉ su pareja sintió la necesidad de hacer esas compras a sus espaldas. A veces puede resolver el problema con ajustes de presupuesto. Puede tratar de ser honesto cuando realiza compras en lugar de mantenerlas en secreto. Evite enojarse o hacer acusaciones.

Enfrentando la infidelidad: cuentas ocultas

Unas transacciones secretas son una cosa, pero encontrar una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria oculta es un problema un poco mayor. En la mayoría de los casos, esto sucede cuando uno de los dos abre una tarjeta de crédito sin el conocimiento del otro. En lugar de esconder una sola compra en medio de las transacciones mensuales, abre una tarjeta de crédito secreta para poder gastar regularmente sin el conocimiento de su pareja. Cuando los prestamistas calculan su relación deuda-ingreso, van a incluir esa cuenta oculta, lo que puede afectar su capacidad para calificar para una hipoteca o préstamo de automóvil en los términos que desee.

Si tiene una cuenta oculta: Primero, deje de hacer gastos. El segundo paso debe ser confesar a su pareja que la cuenta existe. Su reacción instintiva puede ser ocultarlo e intentar eliminar la deuda por su cuenta, pero es una perspectiva mucho mejor confesar y elaborar un plan para eliminar la deuda incurrida lo más rápido posible.

Si encuentra una cuenta oculta: será difícil mantener la calma cuando descubra que su pareja ha mantenido una cuenta secreta, pero cuanto más tranquilo pueda permanecer, menos probable será que rompa su relación. Apéguese a los hechos: cuánta deuda hay para tratar juntos y qué tipo de transacciones se estaban haciendo. Es posible que deba ajustar su presupuesto para que su pareja se sienta menos arrinconada.

Enfrentando la infidelidad: almacenar riquezas

El último tipo de infidelidad financiera más común se produce cuando la persona está ocultando dinero o activos del otro. Esto generalmente ocurre por una de dos razones:

  • El «ahorrador» en la relación siente que tienen que esconder dinero para evitar que se gaste.
  • La persona que esconde dinero se está preparando para la separación.

En el primer caso, no es una buena señal para la relación tener que mantener cuentas secretas para evitar que su pareja gaste cada centavo, pero tampoco es el fin del mundo. En este caso, ambos necesitan estar en la misma página cuando se trata de ahorrar y gastar dinero.

Su presupuesto debe tener una cantidad establecida que ahorren juntos, y ese dinero no debe gastarse. Deben establecerse límites reales para el gasto, de modo que cada uno de ustedes sepa exactamente cuánto se supone que debe gastar cada mes. Y si su pareja realmente tiene dificultades para no gastar, considere las opciones de ahorro y de activos que no se pueden utilizar, como invertir en bonos donde guarda el dinero y no puede tocarlo durante un período de tiempo determinado.

Ocultar activos porque se está preparando para un divorcio es un asunto completamente diferente. Si está tratando de ocultar activos financieros antes de una separación legal, tenga en cuenta que es ilegal ocultar activos durante la presentación de un divorcio. En la mayoría de los casos, incluso si planea irse pronto, ocultar activos no es una buena idea. A menos que tenga una razón específica, como guardar dinero para huir del abuso doméstico, nunca debe tratar de ocultar activos.

Resolviendo el problema: crear objetivos financieros juntos

La mejor manera de resolver (o incluso prevenir) la infidelidad financiera es tener una conversación franca sobre sus finanzas con su pareja [ENG]. Sea abierto sobre todo, desde errores monetarios pasados hasta problemas actuales o esperanzas para su futuro financiero. Incluso podría buscar un mediador y recibir un poco de terapia financiera. Esto puede llevar un tiempo y podría ser una conversación frustrante sobre el dinero.

Sin embargo, si trabaja duro para estar en la misma página con su planificación financiera, usted y su pareja podrán crear un presupuesto al que puedan apegarse y terminar con la infidelidad financiera para siempre.