Préstamos de Consolidación vs Manejo de Deudas a través de la Consejería de Crédito

Entre ambas opciones para consolidar su deuda, la mejor depende de su situación

Cuando las altas tasas de interés hacen imposible pagar la deuda de manera eficiente, la consolidación de la deuda ofrece una salida más rápida y fácil. Combina varias facturas en un pago mensual asequible con la tasa de interés más baja posible. Por lo tanto, puede salir de la deuda más rápido porque no está desperdiciando dinero cubriendo los cargos por intereses todos los meses.

Pero hay más de una forma de consolidar su deuda. Entonces, ¿qué método es el adecuado para usted?

La opción más popular no funciona para la mayoría de las personas

Los préstamos de consolidación de deuda son por mucho la forma más popular y conocida de consolidar su deuda. Usted solicita un préstamo personal con una tasa de interés baja y utiliza los fondos para pagar sus tarjetas de crédito y otras deudas.

Suena como la solución perfecta. Puede salir de deudas por su cuenta, conservar sus tarjetas de crédito y ahorrar un montón de dinero. Cuando funciona, es ideal.

Sin embargo, la realidad es que no funciona para la mayoría de las personas, y hay dos razones para explicarlo:

Un préstamo de consolidación solo funciona si puede calificar a una tasa de interés baja. En general, necesita una tasa del 10 por ciento o menos para que la consolidación sea realmente beneficiosa.

Los desafíos con las deudas a menudo conducen a pagos y cobros perdidos, lo que reduce su puntaje de crédito. Si esto le ha pasado, puede resultarle difícil encontrar un buen préstamo.

Los desafíos financieros no son causados ​​por la deuda, son un síntoma, no una causa. Los desafíos con la deuda generalmente tienen su origen en problemas financieros más profundos, como la carencia de ahorros o la incapacidad de mantener un presupuesto equilibrado.

Obtener un préstamo no resuelve esos problemas. De hecho, puede terminar empeorando su situación. Si no puede equilibrar su presupuesto o cubrir los gastos de emergencia con ahorros, es probable que acumule nuevos saldos de tarjetas de crédito. Luego tendrá que pagar una nueva deuda de tarjeta de crédito además del préstamo que era para consolidar su deuda.

La consejería de crédito ofrece otra forma de consolidar su deuda

Afortunadamente, los préstamos de consolidación no son la única opción para consolidar su deuda. Hay otra solución llamada programa de manejo de deuda (PMD).

  • Al igual que un préstamo, usted acumula todas sus deudas en un pago mensual asequible con la tasa de interés más baja posible.
  • A diferencia de un préstamo, usted no necesita un buen crédito para calificar para esas tasas bajas. Y está diseñado para ayudarle a lograr una estabilidad financiera real, ya que viene con el beneficio adicional de la asistencia profesional.

Usted se inscribe en un DMP a través de un servicio de consejería de crédito sin fines de lucro. Estas organizaciones existen para ayudar a los consumidores. Ofrecen evaluaciones gratuitas de deuda y presupuesto y asesoran a las personas sobre la mejor manera de salir de la deuda.

Si una persona no puede salir de la deuda por su cuenta (es decir, con un préstamo), pero no está en una situación a punto de declararse en bancarrota, la agencia de consejería de crédito ofrece un punto de balance con un DMP.

En lugar de calificar para tasas de interés bajas basadas en su crédito, la agencia trabaja con sus acreedores para reducir o eliminar los cargos por intereses. No solicita un nuevo préstamo, aún debe a sus acreedores originales. Pero debido a que está recibiendo consejería de crédito, los prestamistas acuerdan minimizar sus tarifas.

Aquí hay una mirada de cómo un PMD se compara con un préstamo tradicional de consolidación de deuda:

La consolidación permite pagar la deuda más rápido, pero hay más de una forma de consolidar su deuda. Entonces, ¿qué método es el adecuado para usted?

Sin obligación, sin costos iniciales, sin prejuicio

Dado que las agencias de consejería de crédito son organizaciones sin fines de lucro, se les exige que operen con el mejor interés del consumidor en cuenta.

En otras palabras, no pueden recomendar un programa de manejo de deudas a menos que sea la mejor solución para usar en cada situación financiera. Si hay una mejor opción disponible, deben decirle cuál es, ya sea un préstamo de consolidación, liquidación de deudas o bancarrota.

Esto significa que puede obtener una evaluación gratuita de un consejero de crédito certificado sin ningún compromiso. Es la forma más fácil de obtener una opinión experta sobre su mejor opción para salir de la deuda. Tiene una respuesta clara, en lugar de adivinar o solo tener la esperanza de que la opción que esté tomando para consolidar su deuda sea la desición correcta.

El beneficio del apoyo profesional

Otra ventaja que ofrece la consejería de crédito es que proporciona educación financiera y asesoramiento a medida que salga de las deudas. El equipo de consejería de crédito le ayuda a crear un presupuesto, que incluye dinero para ahorrar, para que pueda comenzar a construir un fondo de emergencia.

El equipo también puede ayudarle a definir sus objetivos financieros y establecer planes de acción para alcanzarlos. Usted tiene acceso a recursos gratuitos que le enseñan cómo obtener un buen crédito o planificar grandes eventos de la vida.

Esto ayuda a resolver los desafíos ocultos que enfrenta y que le causaron endeudarse en primer lugar. Aborda las causas profundas de su deuda, para que pueda avanzar y lograr estabilidad a largo plazo.

Hemos ayudado a las personas a consolidar sus deudas por más de 27 años

Consolidated Credit es una de las agencias de consejería de crédito sin fines de lucro más grandes del país. En 27 años, hemos brindado asesoramiento crediticio gratuito a más de 10 millones de personas. También hemos ayudado a las personas a consolidar más de $9.5 billones en deudas no garantizadas.

Estos estudios de caso muestran cómo Consolidated Credit ha ayudado a algunos de nuestros clientes a consolidar sus deudas con éxito, independientemente de cuánto debían.