Consejos de ahorro para las familias

Como dice la frase famosa, «mientras más, mejor». Sin embargo, cuando se trata de sus finanzas, más miembros de la familia pueden significar situaciones de dinero más complicadas.

No importa cuántas personas haya en su familia, hay varias formas de involucrar a todos para mantener bajos los costos. Estos cinco consejos pueden ayudar.

5 formas de ahorrar dinero con toda la familia

Cuando se trata de sus finanzas, más miembros de la familia pueden significar situaciones de dinero más complicada.

1. Enséñeles a los niños cómo funciona un presupuesto

Muchos padres quieren proteger a sus hijos de las conversaciones sobre dinero. Pueden sentir que es un tabú o que es «demasiado adulto» para que lo entiendan.

Pero enseñar hábitos de dinero positivos a los niños desde temprana edad les ayuda a desarrollar estas habilidades a medida que crecen. Por eso es fundamental que empiece a hablar con sus hijos sobre finanzas personales a una edad temprana.

Comience de manera simple, explicando qué es el dinero y cómo funciona. Luego, hable sobre cómo gana dinero y para qué usa el dinero su familia.

Luego, hable con sus hijos sobre qué es un presupuesto y por qué es necesario. Asegúrese de incluir por qué es importante ahorrar.

Entonces es el momento de darles a sus hijos espacio para que experimenten estos principios por sí mismos. Una mesada es un buen lugar para comenzar.

Guíelos mientras utilizan sus “ingresos” de asignación para elaborar un presupuesto. Pregúnteles cuánto ahorrarán y si quieren donar dinero a causas benéficas. Enseñarles a los niños lo valioso que es donar es otro valor que desea inculcar temprano en la vida.

Para obtener más información sobre cómo enseñar a los niños sobre el dinero, lea nuestra guía sobre cómo hacer un presupuesto para niños.

2. Pídale a los niños que le ayuden a encontrar ofertas y cupones

Dos formas de ayudar a su familia a ahorrar son las compras económicas y los cupones. Comprar barato significa saber cuándo estarán en oferta los artículos y encontrar cupones de tiendas o empresas que reduzcan los precios de artículos específicos.

Explíqueles esto a sus hijos y pídales ayuda. Puede describirlo como un juego: tiene que buscar pistas en circulares semanales o en línea.

Primero, haga una lista de compras y compártala con sus hijos. Luego, envíelos a una «caza del tesoro» para encontrar cupones o ventas que coincidan con los productos de su lista.

Es una situación en la que todos ganan: ahorra dinero, los niños se divierten mientras aprenden sobre el dinero y se sienten orgullosos de que se les haya confiado una tarea importante.

3. Ponga énfasis en el ahorro para el regreso a clases y las vacaciones

Los útiles escolares y los regalos navideños son grandes gastos anuales. Cuando compre durante estas épocas del año, ponga especial énfasis en pedir ayuda a sus hijos.

Esto les da la oportunidad de trabajar con presupuestos más grandes. Pueden obtener cosas divertidas que necesitan para volver a la escuela y emocionarse por dar regalos durante las vacaciones.

Para cada ocasión, dé a sus hijos una cantidad específica en dólares que esté dispuesto a gastar. Luego llévelos a una tienda y déjelos tomar decisiones.

Cuando encuentren algo que les guste, pregúnteles cuánto es y si está dentro de su límite de gasto. Si comienzan a sobrepasar su límite, pregúnteles qué harán para reducir el costo total.

¿Devolverán algo? ¿Cambiarán un artículo más caro por una versión más barata? Eso es para que ellos decidan, siempre y cuando no gasten más de lo que se supone.

Comprar así le llevará más tiempo que si lo hiciera por su cuenta. Pero al igual que hacer que los niños se involucren en los ahorros, involucrarlos en el regreso a la escuela y las compras navideñas les enseña sobre el dinero y les da un sentido de responsabilidad.

SUGERENCIA: Si sus hijos quieren artículos adicionales para el regreso a la escuela que no sean necesarios, anímelos a ahorrar parte de su mesada para comprarlos antes de que comience el año escolar.

4. Permita que los adolescentes administren su propio dinero

Los adolescentes están en una edad en la que pueden obtener una comprensión más profunda de las finanzas personales y cómo funcionan. Este es un buen momento para darles a sus hijos una mesada mayor y más control sobre cómo la gastan.

Además, puede comenzar a enseñarles a los adolescentes sobre el crédito. Comience con una cuenta corriente y una tarjeta de débito.

Si demuestran que pueden usar responsablemente una tarjeta de débito, considere convertirlos en un usuario autorizado en su cuenta de tarjeta de crédito. Pero tenga cuidado. Si su hijo adolescente gasta de más en la tarjeta de crédito, usted es responsable de esa deuda.

Esta guía puede ayudarle a hacer la transición de su hijo adolescente para que tenga más responsabilidad financiera.

5. Programe reuniones financieras en familia

Los hijos, los seres queridos, los cónyuges e incluso los abuelos pueden unirse al proceso de presupuestación del hogar. Organice una “reunión financiera” familiar una vez a la semana para discutir los gastos generales y los planes para la próxima semana.

Trate de hacerlo lo más divertido posible. Con bocadillos, una película después, o conviértala en un juego.

Tenga en cuenta que solo porque hable con su familia sobre el presupuesto, no significa que todos tengan que estar de acuerdo. ¡La cabeza del hogar todavía tendrá la última palabra!

Los padres y madres solteras pueden consultar una guía de dinero aquí.