Evitando una Segunda Bancarrota

Consolidated Credit le dio a un cliente una segunda oportunidad en lugar de un segundo desastre financiero.

Consolidated Credit le dio a un cliente una segunda oportunidad en lugar de un segundo desastre financiero

Una bancarrota puede ser estresante. ¿Una segunda bancarrota? Es difícil de imaginar.

Desafortunadamente, esto es lo que Michael M. estuvo considerando hace unos años antes de encontrar a Consolidated Credit. Ya se había declarado en bancarrota una vez, pero aún no estaba libre de sospecha. “Mi vida estaba en ruinas y mi crédito era casi inexistente”, dijo. Y con una deuda de 18,000 dólares, no era de extrañar que se sintiera perdido.

Las consecuencias de una segunda bancarrota

La bancarrota no es una broma, especialmente para su crédito. Permanece en su reporte de crédito hasta 10 años. Su puntaje de crédito puede sufrir un golpe y es menos probable que los prestamistas piensen que usted es digno de crédito. Esto puede hacer que cosas como obtener una hipoteca o un préstamo de auto sean mucho más difíciles de lo necesario.

Además, el proceso de presentación en sí mismo puede ser increíblemente caro. Los honorarios de la presentación de la bancarrota (en inglés) suelen costar un poco más de 300 dólares, pero los honorarios de los abogados pueden ser de miles.

Obviamente, lo último que Michael quería hacer era declararse en bancarrota por segunda vez.

De hecho, puede que no fuera una opción para él en absoluto. Si su primera bancarrota era del Capítulo 7, tendría que esperar 8 años desde la fecha de presentación para presentar otra del Capítulo 7 o 4 años para presentar la bancarrota del Capítulo 13. Si su primera bancarrota fue un Capítulo 13, tendría que esperar 2 años para presentar otro Capítulo 13 o 6 años para presentar un Capítulo 7. Esto se debe a que la Ley de Prevención del Abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor (BAPCPA, por sus siglas en inglés) [ENG] limita la cantidad de veces que se puede presentar dentro de un determinado período de tiempo.

Buscando otra manera

Por suerte, Michael encontró a Consolidated Credit y pudo evitar una segunda bancarrota. Habló con un consejero de crédito certificado y decidieron que la mejor solución para él sería inscribirse en un programa de manejo de deudas, o DMP, por sus siglas en inglés.

¿La mejor parte? Un DMP y el Capítulo 13 de bancarrota tienen un período de pago de la deuda de aproximadamente tres a cinco años, ¡pero un DMP viene sin todo el daño al crédito!

El programa consolidó todos los pagos mensuales de Michael en un pago mensual más bajo. También detuvo las desalentadoras llamadas de los acreedores. Michael ya no tenía que lidiar con todas sus facturas individuales cada mes. En cambio, hizo un simple pago a través de Consolidated Credit y podía estar seguro de que su deuda estaba siendo atendida.

“El plan era asequible, y no recibía llamadas amenazantes que exigieran pagos que no podía permitirme. Me quitó un peso de encima.” - Cliente de Consolidated Credit, Michael M. #nobankruptcy Clic para tuitear

Sin las llamadas amenazantes y los altos pagos mensuales que lo frenan, Michael podría seguir adelante con su vida. No sólo sus finanzas personales estaban en orden, sino que también era más feliz. “El tiempo pasó y antes de que me diera cuenta mi deuda estaba bajando”, dijo. “La luz al final del túnel empezaba a brillar”.

Aprovechando una segunda oportunidad

Cuando el programa de manejo de deudas terminó, Michael había pagado toda su deuda. A lo largo del camino, aprendió algo igual de valioso: cómo manejar su dinero de manera más efectiva.

Mantuve mis saldos bajos y comencé a hacer los pagos antes de tiempo”. Michael explica.

“Mi puntaje de crédito comenzó a subir. Hoy en día los tres puntajes de la agencia de crédito son 812 y siguen subiendo. Tengo cuidado de no gastar más de lo que puedo permitirme”. - Cliente de Consolidated Credit, Michael M.… Clic para tuitear

Con la ayuda del programa de manejo de deudas de Consolidated Credit, Michael no sólo evitó una segunda bancarrota, sino que también se recuperó de su primera bancarrota. Su consejero de crédito le ayudó a elaborar un presupuesto y a cumplirlo, y Consolidated Credit le ofreció muchos recursos gratuitos de educación financiera para ayudarle

a recuperar el control. Ahora, Michael siempre paga más del pago mínimo de sus tarjetas de crédito. Tiene más confianza en su dinero y tiene las habilidades financieras para evitar futuros desastres monetarios.

“Consolidated Credit me salvó la vida y se los recomendaría a cualquiera que tenga un problema de deudas y mal crédito y necesite ayuda”. - Cliente de Consolidated Credit, Michael M. #nobankruptcy Clic para tuitear

¿Atrapado en una situación como la de Michael? Antes de empezar a prepararse para presentar otra bancarrota, llame a Consolidated Credit al (844) 334-3057 para un análisis gratuito de la deuda y el presupuesto.