Cómo el cobro de deudas puede conducir al robo de identidad

Compradores de deuda comprometen los datos de los consumidores en un tonto esfuerzo por generar ganancias.

admin-ajax

La violación de los datos que comprometen la información personal de los consumidores y ponen a las personas en riesgo de fraude con el crédito no es nada nuevo. Sin embargo, la más nueva violación de datos no tiene nada que ver con los sistemas de ser hackeado. En cambio, tiene que ver con dos tipos de venta de deudas que son algo muy perjudicial para los deudores.

 

Según este reporte (en inglés), la información personal sensible de más de 70.000 consumidores fue expuesta cuando dos compañías separadas de negociación de la deuda (una en Florida, y la otra en California) decidieron tratar de vender sus carteras en línea. Los registros escritos incluyeron las fechas de nacimiento e información de contacto, pero aún más preocupante, también contenían cosas como cuentas bancarias y números de tarjetas de crédito.

 

La demanda alega que la información fue publicada en la forma de una hoja de cálculo de Excel sin ninguna protección por contraseña o el cifrado de datos típico que se requeriría, si se incluye dicha información. Aunque la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), permite al vendedor de carteras de deudas, ser listados en línea, cualquier información sensible se supone que debe ser eliminada u ocultada para proteger a los consumidores. Por desgracia, eso no sucedió en estos dos casos.

 

Las empresas recibieron la orden de notificar a todos los 70.000 consumidores que pudieran haberse visto afectados.

 

“Es aterrador pensar que tantos registros de consumo se vieron comprometidos porque los vendedores de deuda, que no entienden cómo hacer negocios, trataron de obtener una ganancia rápida”, dice Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. Y agregó: “esto viene a demostrar que, incluso si usted tiene cuidado de mantener su información segura, todavía puede verse comprometida por causas ajenas a su propia conducta.

 

A continuación una vista rápida de cómo funciona la venta de deuda por parte de los cobradores

 

Las Empresas que compran y venden carteras de deuda son más comunes de lo que usted podría pensar. Se trata básicamente, de una gran parte de la industria de cobro de deudas de terceros, en el mercado actual.

 

  1. Cuando los emisores de crédito no pueden lograr recibir el pago de los titulares de sus cuentas, entonces estas son movidas al estado de “incobrables”, y a menudo enviadas a un tercero, como son las agencias de cobranza de deudas.
  2. En muchos casos, esa agencia puede enlistar un gran número de registros de deudas en colección en una cartera de deuda que pueden vender a un comprador de deudas.
  3. El comprador de deudas puede tratar de cobrar las cuentas o, a su vez, revender la información a un tercero.
  4. De este modo, una cuenta en colección puede cambiar de manos varias veces ya que son compradas y vendidas por varias compañías.

Tenga en cuenta que estos registros se originaron a partir de una deuda que entró en mora o se encuentra atrasada. Por lo tanto, incluye información como los números y saldos de cuentas y datos de contacto para cada consumidor. En esencia, la información sensible del consumidor puede cambiar de manos varias veces sin el conocimiento de aquel.

 

Si esto suena peligroso para sus datos personales, es una razón más para evitar que sus deudas se transformen en incobrables o en default, ya que podrían ser enviadas en colección a terceras personas. Una vez que eso ocurre, muestra cuán pequeño es el control que los consumidores tienen sobre un vendedor de su deuda a impedir que pueda actuar rápidamente y con libertad con sus identidades.

 

Las soluciones: Evitar colecciones y revisar su crédito a menudo

 

“Lo único que estos consumidores hicieron mal para que sus datos estén tan descaradamente comprometidos, fue tener una deuda que se dejó de pagar y se fue a colecciones”, Herman reitera; y agrega: “esto viene a mostrar que se puede hacer todo lo correcto para proteger su identidad y una mala decisión de negocios de una empresa puede ponerlo en riesgo de fraude.

 

Consolidated Credit le ofrece estos consejos para ayudarle a evitar este tipo de situaciones:

 

    • Cuando usted comienza a luchar con la deuda, adopte las medidas que haya que tomar para evitar las colecciones de deuda. Si no desea que su información sensible esté cambiando de manos, usted tiene que mantener sus cuentas fuera de colecciones. Así que cuando usted comience a tener problemas para mantenerse al día con sus pagos, debe explorar opciones como la consolidación de deuda o ponerse en contacto con un consejero de crédito certificado para obtener asistencia que pueda ayudarle a encontrar la solución que funcione en su situación.

 

    • Aproveche los reportes de crédito anuales gratuitos. Puede obtener una copia de su reporte de crédito gratis cada doce meses ingresando en el sitio web: annualcreditreport.com. Consiga sus reportes una vez al año y revíselos para detectar signos de un posible fraude.

 

  • Considere el monitoreo de crédito – en particular después de graves dificultades financieras. Los servicios de monitoreo de crédito le permiten recibir alertas de cambios en su reporte de crédito que pueden hacer que usted tome conocimiento del fraude cuando sucede. Esto puede ser especialmente útil después de un período de dificultades financieras donde se pueda haber enfrentado a un gran número de penalidades de crédito, así como la posibilidad que su información sensible haya pasado de mano en mano entre compañías de colecciones de deudas, durante el proceso de cobro.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344