Investigación de la semana: Comprendiendo los efectos de los pagos perdidos

Ya sea por puro olvido o por falta de fondos, los pagos de tarjeta de crédito vencidos pueden afectar sus finanzas más de lo que usted piensa

Cada semana, Consolidated Credit busca investigaciones financieras que puedan ayudarlo a manejar su deuda y su presupuesto. Esta semana…

mujer preocupada por sus pagos perdidos

Los interesantes estudios

Dos encuestas surgieron recientemente para investigar qué probabilidades hay de que los usuarios de tarjetas de crédito pierdan un pago. La primera encuesta de NerdWallet (en inglés) encuestó a 2,000 personas para averiguar cuántos habían hecho un pago en mora. La segunda encuesta de CreditCards.com (en inglés) encuestó a 1,000 adultos para hacer el mismo tipo de pregunta.

El gran resultado

En la encuesta de NerdWallet, casi uno de cada cuatro encuestados (22.4%), admitió que había perdido un pago por más de 30 días. CreditCards.com descubrió que el 42% de los titulares de tarjetas encuestados habían perdido al menos un pago.

Eso es preocupante porque, al subir las tasas de morosidad, podría significar problemas para la economía. Las tasas de morosidad de las tarjetas de crédito por pagos vencidos alcanzaron un máximo histórico de 6.7% en 2009, en el punto más álgido de la Gran Recesión. Luego, la tasa de morosidad nacional (en inglés) cayó a su punto más bajo en 2015, siendo de 2.12%. Pero ahora está subiendo nuevamente, en la medida que a más titulares de tarjetas se les vencen los pagos.

Y más aún, la tasa nacional de la Reserva Federal puede ser engañosa. Mira a toda la población, y no solo a los usuarios de tarjetas de crédito. Si solo mirara a los titulares de tarjetas de crédito, las tasas de morosidad serían más altas. En Nevada, por ejemplo, uno de cada diez titulares de tarjeta tiene al menos algunos pagos vencidos.

Los detalles fascinantes

La encuesta de CreditCards.com exploró acerca de quién tenía más probabilidades de que se le venciera un pago:

  • Las mujeres tenían más probabilidades de que se les venza un pago, que a los hombres (48% frente a 35%).
  • Curiosamente, los titulares de tarjetas con empleo tendrían más probabilidades de que se les venzan los pagos, que el de aquellos titulares de tarjetas que se encuentran desempleados (46% frente a 34%).

Pero más allá de los datos demográficos, lo que es aún más preocupante, fueron las razones por las que se omitieron los pagos. Ambas encuestas exploraron por qué los titulares de tarjetas no habían hecho su pago. Y las respuestas fueron un poco impactantes:

  • En CreditCards.com:
    • 60% olvidó que debían hacer un pago.
    • 35% no tenía fondos suficientes para realizar el pago.
    • 13% estaba demasiado ocupado para pagar.
    • 11% estaba viajando.
  • En NerdWallet:
    • 35% se olvidó de pagar.
    • 33% usó los fondos para cubrir otras necesidades.
    • 32% tuvo una emergencia inesperada.

Lo que usted puede hacer

“Lo que me preocupa es la cantidad de personas que dijo que se le vencieron los pagos porque se olvidaron o estaban demasiado ocupados”, dijo Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. Y agregó:

“Los pagos vencidos pueden tener un impacto significativo en su puntaje de crédito. E incluso, además de eso, los cargos por mora pueden acumularse rápidamente. No se está haciendo ningún favor dejando que se le venzan los pagos. Es desafortunado que alguien se vea obligado a no pagar debido a su situación financiera. Pero los pagos omitidos por cualquier otra razón son simplemente comportamientos irresponsables, especialmente teniendo en cuenta todas las herramientas disponibles que pueden ayudarlo a pagar a tiempo”

Definición de pagos morosos o vencidos

Un pago moroso, también conocido como pago atrasado, es cualquier pago vencido durante más de 30 días. Si realiza el pago antes de los 30 días a partir de la fecha de vencimiento original, el pago es atrasado, pero no vencido.

Los efectos de los pagos atrasados y perdidos

Los acreedores informan pagos vencidos a las agencias de crédito. Eso significa que la morosidad aparece en el historial de pagos de su cuenta. El historial crediticio representa el 35% en el cálculo de los puntajes de crédito: es el factor más importante para determinar su puntaje crediticio. Solo un pago vencido, puede disminuir su puntaje entre 90 y 110 puntos, según Equifax (en inglés).

Pero incluso antes de que se venza oficialmente un pago, las consecuencias financieras de no pagar a tiempo, pueden ser abruptas. La tarifa máxima por un pago atrasado es de $27, pero ese límite solo es aplicable si se es moroso por primera vez. De lo contrario, los recargos por mora pueden ser más altos.

“Un pago atrasado cuesta dinero por adelantado”, explicó Herman y agregó:

“Pero una vez que el pago está completamente atrasado en 30 días o más, el costo es aún mayor”. Una caída de 90 puntos en su puntaje de crédito dañará significativamente su poder de endeudamiento. Todos los préstamos y tarjetas de crédito que obtenga después, tendrán tasas de interés más altas. Eso significa pagos mensuales más altos, y más cargos por intereses para pagar cada mes. Un pago vencido puede iniciar una caída lenta hacia dificultades financieras”.

Tenga en cuenta que el impacto de los pagos vencidos aumenta con cada mes que pasa. Los acreedores informan que fallaron los pagos a los 30, 60, 90, 120, 150 y 180 días. Por lo tanto, el daño a su puntaje aumenta con cada mes que pasa. Después de 60 días de falta de pago, la mayoría de los acreedores también aplican una Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés) de penalización, que puede ser el doble de su tasa de interés normal. Una vez que aplica el APR de penalización, debe realizar seis pagos consecutivos a tiempo, antes de que el acreedor restaure la tasa original.

Si el pago se retrasa más de seis meses, el acreedor notifica la cuenta a las agencias de crédito y la envía a colecciones.

Consejos para evitar pagos vencidos

“Para cualquiera que se le venzan los pagos porque está olvidadizo, ocupado o viajando, AutoPay o Direct Debit son las herramientas para usted”, dijo Herman. “Puede configurar AutoPay a través de su cuenta de tarjeta de crédito, o bien, puede configurar un pago recurrente en Direct Debit a través de su cuenta de cheques. Ambas opciones ayudarán a garantizar que nunca se le venza otro pago”, agregó.

AutoPay y Direct Debit son herramientas ligeramente diferentes, aunque ambos logran lo mismo:

  • Con AutoPay configurado a través de la cuenta, puede elegir cómo desea pagar cada mes. Por lo general, puede configurarlo para realizar el pago mínimo, pagar el saldo completo, o pagar el monto que establezca. Idealmente, pagar la totalidad del saldo todos los meses es la mejor opción, ya que le permitirá utilizar una cuenta de tarjeta de crédito sin intereses.
  • La configuración de pagos recurrentes usando Direct Debit a través de su cuenta bancaria, generalmente funciona mejor si ya tiene un saldo. Puede establecer un monto fijo cada mes para que pueda amortizar su saldo más rápido con los pagos más grandes que pueda afrontar. De lo contrario, usar el Direct Debit significa que debe recordar hacer el pago, ya que los montos con tarjeta de crédito pueden cambiar cada mes.

“También puede configurar recordatorios de pago de facturas, ya sea a través de su cuenta de tarjeta de crédito o mediante cualquier herramienta de presupuesto que incluya un calendario de pago de facturas”, continuó Herman. “Las herramientas de presupuesto como Mint se sincronizan con sus cuentas de tarjeta de crédito y le envían recordatorios de pago de facturas automáticamente. Esto puede ayudarlo a evitar que se le venza un pago por estar demasiado ocupado”, recomendó.

Qué hacer si no tiene los fondos

“Los pagos vencidos por falta de fondos o por ser gastos inesperados, son un asunto diferente”, explicó Herman. “En este caso, herramientas como AutoPay y pagos recurrentes de Direct Debit pueden perjudicar en lugar de ayudar. Si no tiene los fondos en su cuenta, puede incurrir cargos por no contar con los fondos suficientes (NSF, por sus siglas en inglés), además de los cargos por pagos atrasados. En su lugar, debe encontrar una solución que pueda brindarle alivio con la deuda, para que pueda equilibrar su presupuesto y comenzar a salir adelante”, dijo.

Herman aseguró que el primer paso, cuando está luchando por hacer sus pagos, debería ser llamar a sus acreedores.

“No trate a sus acreedores como si fueran coleccionistas de deudas si tiene problemas”, explicó. “Si los llama antes de que empiece a atrasarse, a menudo estarán dispuestos a trabajar con usted. Incluso pueden ayudarlo a establecer un plan de pago que pueda pagar, o suspender sus pagos hasta que mejore su situación. Las compañías de tarjetas de crédito no quieren que sus cuentas se vuelvan morosas, porque tampoco es bueno para sus resultados. Por lo tanto, a menudo vale la pena llamar para ver si están dispuestos a trabajar con usted para buscar soluciones”, agregó.

Si sus acreedores no quieren ayudarlo, entonces es hora de llamar a un consejero de crédito al . Un consejero de crédito certificado del consumidor, puede ayudarlo a explorar opciones para el alivio de la deuda, como podría ser la consolidación de deuda. Si no tiene la capacidad de resolverlo por usted mismo porque no tiene la mejor puntuación de crédito, entonces el consejero puede recomendar un programa de administración de deudas.

“Lo que la gente a menudo no se da cuenta, es que muchas de estas soluciones de alivio de deuda también pueden ayudarlo a equilibrar su presupuesto”, recomendó Herman. “Debido a que estas soluciones generalmente se enfocan en pagar la deuda a la tasa de interés más baja posible, hace que la amortización sea más eficiente. Baja las tasas aplicadas a sus deudas, pudiendo saldar sus deudas más rápido, aunque pague menos cada mes”, concluyó.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344