Consejos para una jubilación inteligente

Planificar su jubilación es algo que no debe esperar, mientras más dinero ahorre, mejor, por eso es importante conocer diferentes estrategias para hacerlo

Los gastos del gobierno federal dirigidos a planes de jubilación aumentan cada año, tanto así que las proyecciones muestran un aumento de 36% durante los próximos 10 años, de $170 billones en el 2019 a $232 billones en el 2029.

Los gastos proyectados en pagos de Seguridad Social para ese mismo año 2029 se acercarán a los $2 trillones de dólares. Este año el gasto será de solo la mitad, o $1,039 billones, y en el año 2000, fue de apenas una quinta parte.

Gracias a los altos niveles de deuda pública y otros problemas económicos en Estados Unidos, uno de los programas a los que el Congreso propone frecuentemente recortarle el presupuesto es la Seguridad Social.

Retiro Inteligente_58006627

En 2018, el cheque promedio del Seguro Social era de solo $1,422 al mes, o $17,064 al año. 45% de los hogares estadounidenses, de 25 a 64 años, no tienen cuentas de jubilación o retiro.

De los estadounidenses mayores de 60 años, el 48% “están preocupados de que sus ahorros no sean suficientes” durante su jubilación. Casi la misma proporción, 46%, de estadounidenses en edad de trabajar piensan que necesitarán seguir trabajando mucho después de los 65 años para cubrir sus gastos de mes a mes.

Dos terceras partes de los trabajadores entienden que no saben tanto como deberían saber sobre invertir en su jubilación. Casi la misma cantidad, 66%, quisiera recibir más asesoramiento sobre metas de jubilación por parte de su empleador.

Para orientar sus finanzas hacia una jubilación saludable, es importante evaluar su situación financiera en estas cuatro áreas:

Usted puede atender su situación financiera si usa técnicas de presupuesto, evita gastos innecesarios, reduce sus deudas y refuerza su conocimiento financiero. Así se pondrá en posición de ahorrar para su jubilación.

Una vez esté listo, es hora de ahorrar para la jubilación. Aquí le presentamos algunas estrategias para comenzar a planificar su retiro desde ya:

Una cuenta 401(k) es la manera más fácil de ahorrar para la jubilación, porque muchas veces los empleadores también aportarán una parte de lo que usted deposita en su 401(k). Lo mejor es que usted no está sujeto a impuestos sobre contribuciones al 401(k) hasta que saque el dinero, o sea que estará generando una mayor cantidad en intereses mientras el dinero esté en su cuenta.

Las cuentas de retiro individual, o IRA, por sus siglas en inglés, también son poderosas herramientas de jubilación, y hay dos tipos: Roth, y Tradicional.

Cada una tiene sus peculiaridades, por ejemplo, una cuenta IRA tradicional tiene aportaciones hechas con dólares antes de impuestos, y le hace esperar hasta los 70 años y medio para retirar dinero sin penalidad.

Las cuentas IRA Roth contienen aportaciones hechas con dólares después de impuestos, y solo tienen que esperar cinco años antes de retirar el dinero. Las cuentas IRA están disponibles en su banco e incluso con muchos empleadores.

Otra alternativa es una cuenta HSA, o una cuenta de ahorro para la salud. Con esta cuenta usted decide cuánto contribuir cada año, aunque hay máximos que establece el gobierno, y el dinero depositado está libre de impuestos.

Si usted recibe un aumento en su trabajo, considere aumentar solamente su aportación al plan de jubilación. De esta manera usted no alterará sus finanzas, y además estará ahorrando mucho sin hacer nada.

Obtenga un segundo trabajo a tiempo parcial para ahorrar más dinero para su jubilación. Muchos estadounidenses mayores trabajan por su cuenta desde su casa o los fines de semana.

Revise su póliza de seguro de vida, es posible que tenga un valor en efectivo. Usted podría hacer retiros e incluso préstamos con eso. Claro está, cada póliza tiene sus propias reglas, es importante que consulte a un experto para explorar esta opción.

Finalmente, usted puede retrasar tomar la Seguridad Social para ganar más. Ahora mismo, los jubilados pueden tomar su Seguro Social a la edad de 62 años. El problema es que sus pagos se reducirán por empezar tan temprano.

Si esperan hasta los 66 años, obtendrán todo su beneficio. Pero si esperan a los 70 años para empezar a retirar dinero del Seguro Social, reciben un bono de casi un tercio.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, llámenos al 1-888-294-3130 . Un consejero de crédito certificado de Consolidated Credit le hará una evaluación de su deuda, ¡gratis!

 

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

[email protected]
1-800-728-3632 x 9344