Investigación de la semana: deuda buena vs deuda mala

Comprender la diferencia entre la deuda buena y mala, para que pueda usar el crédito de la manera correcta.

Cada semana, Consolidated Credit busca investigaciones financieras que puedan ayudarlo a manejar su deuda y su presupuesto. Esta semana…

El interesante estudio

A comienzos de este año, CreditCards.com preguntó a 1,114 usuarios adultos de crédito, sobre sus sentimientos cuando se trata de deudas. El enunciado de la encuesta fue, que dos de cada tres adultos (68%) desconocen si alguna vez estarán libres de deudas. Pero quizás lo más interesante fue una encuesta de lo que la gente consideraba una buena deuda contra una mala.

El gran resultado

Irresponsable con el dineroDejando de lado las hipotecas, la gente piensa que la mayoría de los otros tipos de deuda son malas, en lugar de buenas. Lo más alentador es que más de la mitad (59%) identificó a las tarjetas de crédito, correctamente, como malas deudas.

A pesar de eso, sin embargo, no nos parece que se esté desacelerando cuando se trata de asumir una nueva deuda. De hecho, 31 millones de americanos con deudas de tarjetas de crédito creen que morirán antes de lograr tener las deudas en cero. Y nuestra creencia, es que siempre tendremos deuda que solo aumentan con la edad:

  • El 65% de los Millennials (18-36) creen que nunca estarán libres de deudas
  • 68% de los de la Generación X (37-52)
  • 70% de los Baby Boomers (53-71)
  • 83% de la Generación Silenciosa (72+)

Los detalles fascinantes

La parte más interesante de la encuesta es cuando CreditCards.com les pide a los prestatarios que definan una deuda buena frente a una deuda mala. Aquí hay una mirada rápida de cómo las personas respondieron por diferentes tipos de deudas:

Tipo de deudaPorcentaje que cree que es “buena deuda”Porcentaje que piensa que es “mala deuda”
Préstamo de Auto32%23%
Tarjetas de crédito13%59%
Préstamo con garantía hipotecaria30%24%
Deuda Médica12%49%
Hipoteca53%13%
Préstamo de día de pago6%67%
Préstamo Personal15%41%
Préstamo estudiantil23%45%

Y tampoco nos sorprendió escuchar que cuando a las personas se les pidió que describieran sus sentimientos acerca de la deuda, el 10% dijo: “apesta”.

Lo que puede hacer

“Una buena deuda es cualquier deuda que lo ayude a desarrollar prosperidad al aumentar su patrimonio neto o su potencial de ingresos”, explica April Lewis-Parks, Directora de Educación Financiera para Consolidated Credit. “Pero puede haber un área gris con lo que le ayuda y con lo que le perjudica”. La gente a menudo confunde la deuda mala con la buena, como el 13% de las personas que creen que la deuda de la tarjeta de crédito es buena “.

Estos son ejemplos de buena deuda con explicaciones de por qué lo son:

  • Una hipoteca es una buena deuda, porque le permite comprar un activo (una vivienda) que aumenta su valor con el tiempo. Se construye equidad con un hogar.
  • Los préstamos estudiantiles también son una buena deuda, porque un título aumentará su capacidad de obtener mayores ingresos.
  • Un préstamo para pequeñas empresas también es una buena deuda, porque una empresa puede generar ganancias.

Por el contrario, estos son ejemplos de deudas malas, con explicaciones de por qué las calificamos como “malas”:

  • Un préstamo para automóvil es en realidad una deuda mala; aunque gana un activo (que es su vehículo), inmediatamente, de forma muy rápida, comienza a depreciarse (perder valor) después de la compra.
  • Lo mismo ocurre con las líneas de crédito en tiendas utilizadas para comprar cosas como artículos electrónicos o muebles; estos artículos pierden valor rápidamente después de la compra, por lo que no puede recuperar el precio de compra.
  • Las tarjetas de crédito también se consideran deudas malas. Comprar artículos de lujo es, por definición, un lujo; estas compras raramente aumentan el patrimonio neto.
  • Los préstamos de día de pago son incluso peores.

“Incluso las deudas contraídas por buenas razones todavía pueden ser malas”, continúa Lewis-Parks. “La deuda médica, por ejemplo, lo mantiene saludable para que pueda seguir obteniendo ingresos. Sin embargo, estos costos, a menudo se cubrirían de manera más efectiva con un mejor seguro. Cada vez que usa deudas para cubrir un gasto que debería haber cubierto previamente de otra manera, generalmente es mala deuda”.

Lewis-Parks admite que algunas deudas realmente caen en el área gris, y no solo porque no están definidas correctamente. Por ejemplo, si utiliza los fondos del préstamo con garantía hipotecaria para renovar su vivienda, aumenta el valor de la propiedad. Entonces eso podría ser bueno. Si saca un préstamo personal y utiliza algunos de los fondos para hacer una inversión, eso también es bueno.

“Bien o mal, lo importante es que administre su deuda de manera efectiva para que pueda mantener la estabilidad”, concluye Lewis-Parks. “Incluso una hipoteca puede ser mala si no puede afrontar los pagos. Asegúrese de mantener las deudas a un nivel manejable y busque ayuda si comienza a sobreentenderse”.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344