Presupuesto para el regreso a clases

Cómo evitar gastar de más en la segunda temporada de compras más grande del año

Si usted siente que la temporada de compras de regreso a clases se vuelve más costosa cada año, no está lejos de la verdad. Según la Federación Nacional de Comercios Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés), la familia promedio con niños de K-12 está en camino de gastar un promedio de $696.70 en 2019. Las familias con estudiantes universitarios gastarán casi $1,000 con un gasto promedio esperado de $976.78.

Lo más preocupante es que esta tendencia parece no tener fin. La electrónica se vuelve más cara, los niños se concentran más en las marcas que usan, e incluso las listas de suministros de la escuela se hacen más largas. Afortunadamente, hay un montón de buenas maneras de reducir costos, sólo tiene que tener una buena estrategia para la temporada de compras antes de llegar a las tiendas.

La información a continuación está diseñada para ayudarlo a evitar los problemas de deudas que se derivan de los gastos excesivos durante la temporada de compras de regreso a clases. Si encuentra que sus saldos comienzan a subir demasiado después de las compras de regreso a clases, nosotros podemos ayudarlo. Llame a Consolidated Credit hoy al 1-888-294-3130 o complete una solicitud en línea para solicitar una consulta gratuita sobre deudas y presupuesto con un consejero de crédito certificado.

Utilice nuestro planificador gratuito de gastos de regreso a clases para establecer un presupuesto de compras para 2019

Para ayudarlo a establecer un presupuesto para el regreso a clases asequible, y así pueda evitar gastos excesivos, hemos creado este planificador interactivo para realizar un presupuesto especial del regreso a clases. Esto le ayudará a establecer un presupuesto basado en sus ingresos anuales, para que no gaste más de la cuenta.

Lo invitamos a utilizar esta herramienta gratuita para establecer un presupuesto para este año, de modo que pueda comprar estratégicamente para ahorrar tanto como sea posible.

Comprar con el método P.R.P.R. (por sus siglas en inglés)

Ir a la tienda con una lista de todo lo que hay disponible, o peor aún, no comprar con una lista en absoluto, es una manera rápida de terminar con facturas de tarjetas de crédito que realmente no puede pagar con un presupuesto ajustado. En lugar de eso, necesita pensar y trabajar un poco para preparar su estrategia de compras antes de empezar a comprar.

El método P-R-P-R (por sus siglas en inglés) le ayuda a crear un plan estratégico para afrontar las comprar.

Paso 1: Priorización (Prioritization, en inglés)

Reúna todas las listas de materiales para la escuela y luego haga una lista de toda la ropa, los aparatos electrónicos y los extras que sus hijos están convencidos de que necesitan. Ahora empiece a ver que compras son más primordiales.

  • ¿Es todo realmente necesario para el primer mes del año escolar? Si no, mueva esas compras a un mes posterior para que el costo se distribuya. Eso incluye abrigos de invierno, ropa y botas.
  • ¿Realmente necesita toda esa cantidad de un solo artículo? Desde demasiadas carpetas hasta un número excesivo de zapatos, asegúrese de que sus hijos realmente necesiten esa cantidad de lo que sea, durante el primer mes de clases.

Ahora clasifique su lista de compras y sólo compre lo que es realmente necesario para la primera semana de clases. Para todo lo demás, decida en qué mes será mejor comprarlo y ajuste sus listas de compras en consecuencia.

Paso 2: Investigación (Research, en inglés)

A continuación, usted necesita hacer algunas investigaciones para asegurarse de obtener el mejor precio en todo lo que compre. Ahorrar unos cuantos dólares aquí y allá puede parecer que no hace la diferencia, pero realmente esos pequeños ahorros se van sumando.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo investigar formas de ahorrar de manera efectiva:

  • Busque días festivos libres de impuestos en su estado. Esto es generalmente un fin de semana en el mes antes del comienzo de clases, donde el impuesto sobre las compras se reduce por completo. Puede que no se aplique a todo lo que necesita comprar, pero vale la pena cuando si se aplica.
  • Dar “Me gusta” y “Seguir” a las redes sociales de las tiendas. Consulte las comunidades de Facebook y Twitter de tiendas, para encontrar descuentos especiales que se envían directamente a esos perfiles.
  • Si no utiliza mucho las redes sociales, consiga ofertas por e-mail. Si no está en sus redes sociales las 24 horas del día, los 7 días de la semana, puede que no le convenga encontrar ofertas en las redes sociales. En su lugar, visite el sitio web de la tienda y suscríbase al boletín de noticias de sus ofertas.
  • Utilice una herramienta gratuita de comparación de precios en línea. Puede buscar productos en general, o incluso comparar precios de una marca y modelo específicos. Anote dónde están las mejores ofertas y guarde esas ubicaciones para el siguiente paso.
  • Realmente, preste atención al correo no deseado de su buzón. En estos días su buzón de entrada está lleno de circulares de las tiendas locales que usted puede tirar sin siquiera mirarlas. Tómese unos minutos para hojear las circulares antes de que vayan a su papelera de reciclaje, quizás pueda encontrar grandes descuentos en su área local.

Así es como se ve el mapa de festividades libres de impuestos para 2019. Pase el mouse por encima de un estado para ver las fechas; haga clic para ver un resumen de los artículos que califican en el límite de precio y un enlace a la letra pequeña. Fuente: Departamentos de ingresos del estado (State revenue departments, en inglés).

Paso 3: Planificación (Planning, en inglés)

A continuación, debe tomar los descuentos y ofertas que encontró para crear un plan estratégico para afrontar su lista de compras. Si las ofertas están repartidas por toda la ciudad, agrúpelas para varios viajes más pequeños o al menos póngalas en orden para que pueda hacer un recorrido simple por la ciudad.

También planifique un poco lo que pretende comprar al por mayor. La gente piensa que las compras a granel son la manera perfecta de ahorrar, pero a menudo termina gastando dinero extra en demasiados artículos y nunca termina usando todos antes de que termine el año escolar. Además, si usted compró al por mayor el año pasado, debe asegurarse de que no le sobró algo de lo que ya compró. Si le sobró, sáquelo de su lista.

Usted también debe resistir la tentación de salir y comprar simplemente para aprovechar una gran oferta. Si usted ve una oferta publicada y ellos están promoviendo un mejor precio que el que usted encontró en su investigación, entonces ajuste su plan. Pero no se tiente a comprar cosas que no necesita simplemente para evitar perderse un trato fenomenal. Manténgase fiel a su estrategia y no se desvíe de ningún tipo de publicidad inteligente.

Paso 4: Realismo (Realism, en inglés)

En este momento es cuando usted utiliza razones prácticas para su estrategia de compra. Es probable que sus hijos quieran el mundo entero (o que quieran al menos tanto como cualquier niño). Sin embargo, ceder en cada solicitud es una buena manera de terminar con demasiada deuda de tarjetas de crédito al final de la temporada de compras.

Asegúrese de tomar en cuenta las solicitudes de sus hijos para artículos específicos, pero no compre solo para consentirlo a expensas de su estabilidad financiera. Si tienen una larga lista de productos electrónicos y/o ropa especial que desean, escoja uno o dos artículos como máximo que se adapten a su presupuesto y si puede, trate de incluirlos.

Si esos artículos no son algo que usted pueda permitirse con toda la carga extra que ya tiene en su presupuesto por las compras de regreso a clases, entonces priorice esos gastos para meses posteriores e infórmeles a sus hijos. O (mejor aún) pídales a sus hijos que hagan tareas extras para ganar esos artículos o que usen parte de su mesada para pagar por ello.

Siempre tenga en cuenta que dar a sus hijos todo lo que pidan para cosas como las compras de regreso a clases puede establecer un mal precedente financiero para ellos en su futuro financiero. No tendrán restricciones con su propio dinero, porque no lo vieron ser inteligente con el suyo. Cuanto más incluya a sus hijos en el proceso de elaboración de presupuestos y compras austeras, más podrán modelar los comportamientos financieros correctos cuando finalmente salgan por su cuenta a la vida.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, llámenos al 1-888-294-3130 . Un consejero de crédito certificado de Consolidated Credit le hará una evaluación de su deuda, ¡gratis!