Dinero y matrimonio: fusionar las finanzas de la manera correcta

Aprenda a combinar sus finanzas después del matrimonio para asegurarse de que ambos estén en la misma página financiera

Un matrimonio feliz no siempre es un camino fácil y las peleas por dinero tienen el potencial de desviar su ruta. Manejar su dinero ya es bastante difícil por sí solo, pero cuando se trata de fusionar las finanzas con una persona que tiene sus propias perspectivas financieras, se vuelve aún más difícil. Por eso es importante tener una conversación honesta sobre el dinero con su cónyuge, preferiblemente antes de casarse.

Esta guía puede ayudarle a cubrir todos los temas que necesita cubrir para combinar sus finanzas personales con éxito en el matrimonio. Si tiene preguntas, visite nuestra sección Pregunte al experto para consultar a los consejeros financieros certificados de Consolidated Credit.

Cuando se trata de fusionar las finanzas con una persona que tiene sus propias perspectivas financieras, manejar su dinero se vuelve aún más difícil.

10 temas clave sobre dinero y matrimonio para tener en cuenta antes de casarse

Cuentas bancarias

Un gran tema que debe tener primero en cuenta, es cómo mantendrá sus cuentas bancarias. ¿Cerrarán sus cuentas individuales para fusionar las finanzas en cuentas conjuntas o mantendrán sus cuentas separadas? ¿Qué pasa con las cuentas de ahorro? Esto suele ser una cuestión de preferencia, pero cada opción tiene sus beneficios.

Beneficios de cuentas conjuntas Beneficios de cuentas separadas
No es necesario dividir las facturas Permite que cada uno tenga su propio dinero para gastos
Más fácil para presupuestar y pagar gastos en conjunto Mantiene los ingresos separados si tiene diferentes hábitos de gasto y filosofías bancarias.

Si decide obtener cuentas conjuntas, también tendrán que decidir juntos qué tipos de cuentas desean.

  • ¿Están ambos de acuerdo en tener una cuenta que tenga un límite de saldo mínimo o no necesitan un límite de saldo?
  • ¿Qué tipo de protección contra sobregiros desea?
  • Si no utiliza papel, ¿quién recibirá el correo electrónico con los resúmenes y notificaciones?

La decisión de fusionar las finanzas y obtener cuentas conjuntas también le dará la oportunidad de obtener mejores cuentas corrientes y de ahorro. Busque cuentas de ahorro con tasas de interés más altas para un mejor crecimiento y compare sus atractivos para obtener las cuentas que mejor se ajusten a sus necesidades.

Facturas

Es probable que cada uno de ustedes tenga una filosofía diferente sobre cómo manejar sus facturas al momento de fusionar las finanzas. Deben hablar sobre esas filosofías, para que ambos puedan estar en la misma página, incluso si decide mantener cuentas separadas.

Si va a obtener una cuenta conjunta, asegúrese de planificar cuándo se realizarán todos sus pagos de facturas conjuntas. También indique cuándo recibe cada uno sus cheques de pago. Esto ayudará a garantizar que siempre pueda pagar las facturas a tiempo. Además, averigüe qué facturas puede consolidar, como los servicios móviles. Finalmente, decidan juntos cómo quieren pagar las facturas. Puede usar:

  • Pago automático, que se configura a través de sus cuentas bancarias. Esto deduce un monto establecido en una fecha establecida, lo cual es bueno para gastos fijos, como los pagos de préstamos.
  • Débito directo, que se configura a través de la cuenta facturada. Esto deduce la cantidad exacta que requiere la factura en una fecha establecida, lo cual es bueno para gastos flexibles como servicios públicos y facturas móviles.
  • Pago manual, donde uno de ustedes paga las facturas manualmente, ya sea a través de una aplicación, a través del banco en línea o por correo.

Si va a mantener cuentas separadas, debe descubrir cómo dividir las facturas del hogar de manera justa. Si una persona termina pagando por todo, puede crear tensión en su relación. Suponiendo que ambos trabajan a tiempo completo, ambos deben sentir que están contribuyendo de manera equitativa.

Ahorros

Ahorrar dinero será esencial para ustedes como pareja mientras trabajan para lograr sus objetivos de vida. Idealmente, deberían ahorrar, cada mes, entre 5 y 10% de sus ingresos. Si no pueden permitirse ahorrar tanto, deben guardar lo que puedan. Los ahorros no deben quedar del dinero que tenga en su cuenta al final del mes. Esa es una buena manera de garantizar nunca ahorrar nada.

En cambio, calculen juntos el presupuesto de su hogar y determinen cuánto pueden ahorrar cada mes. Esto debería convertirse en un gasto fijo en su presupuesto, como una factura que usted paga. Luego, decida cómo ahorrará el dinero cada mes. Configurar una transferencia automática a ahorros puede ser útil. O uno de los dos puede pedirle a su departamento de recursos humanos que divida su cheque de pago para depositar parte de él directamente en los ahorros.

Al fusionar las finanzas, también hable sobre cómo se utilizarán sus ahorros y cuándo. ¿Cuánto de su red de seguridad financiera construirá? ¿Cuándo comenzará a invertir? ¿Qué tipos de otros productos de ahorro, como las cuentas del Mercado Monetario (MMA, por sus siglas en inglés) y los Certificados de Depósito (CD, por sus siglas en inglés), utilizará para respaldar sus objetivos de ahorro?

Crédito

Fusionar las finanzas es una conversación que debe comenzar con la posición de cada uno de ustedes en lo que respecta al crédito. ¿Cuál es el puntaje de crédito de cada cónyuge? Si uno de los dos tiene una puntuación baja, ¿a qué se debe? Una vez que esté casado, seguirá manteniendo tanto puntajes de crédito como reportes de crédito individuales. Sin embargo, cualquier cuenta conjunta afectará el crédito de ambos cónyuges. Por lo tanto, asegúrese de mantenerse al día con los pagos en cuentas conjuntas o puede reducir sus puntajes de crédito.

El crédito también entrará en juego cuando solicite préstamos. Si el puntaje de crédito de un cónyuge es bajo, puede significar que es posible que no obtenga la aprobación con las mejores tasas y términos si presenta una solicitud conjunta. Por lo tanto, puede decidir solicitar un préstamo como individuo al comienzo de su relación si el crédito de su cónyuge es bajo. Si uno de los dos tiene un puntaje de crédito bajo, debe tomar medidas para construir crédito, para que pueda solicitar préstamos conjuntamente.

Si uno o ambos no se han aprovechado de la descarga gratuita de su reporte de crédito anual, obténgalo en annualcreditreport.com. Puede descargar sus reportes de las tres agencias de forma gratuita una vez cada doce meses. Use esto como una oportunidad para tener total transparencia sobre su crédito.

Además, asegúrese de analizar sus filosofías generales sobre el uso del crédito. Algunas personas evitan las tarjetas de crédito por completo, mientras que otras usan el crédito para acumular puntos y bonificaciones. Ambos deben sentirse cómodos con la forma en que su hogar utilizará el crédito en el futuro.

Manejo de la deuda

Después de la conversación sobre el crédito, también deben tener una conversación sobre cómo les gusta a los dos manejar las deudas.

  • ¿Cuánta deuda tiene cada uno de ustedes actualmente?
  • ¿Cuánto de eso son préstamos y cuánto son deudas de tarjetas de crédito?
  • ¿Pagan los saldos de las tarjetas de crédito en su totalidad todos los meses o acarrean saldos?
  • ¿Uno o ambos intentan hacer pagos adicionales o pagos más grandes en los préstamos para pagarlos más rápido?
  • ¿Cuáles son sus perspectivas sobre el momento adecuado para usar opciones como la refinanciación y la consolidación de deudas?

También debe verificar la relación de deuda a ingresos (DTI, por sus siglas en inglés). Esto mide sus pagos mensuales totales de la deuda versus su ingreso mensual total. Los prestamistas usan esta proporción para determinar si tiene demasiada deuda cuando solicita un nuevo préstamo. No recibirá aprobación para un préstamo si su DTI está por encima del 41% con los nuevos pagos de préstamos incluidos en el factor. Por lo tanto, generalmente querrá mantener su DTI por debajo del 36%, para que pueda pagar cualquier préstamo nuevo que desee solicitar.

Impuestos

Otro tema clave para hablar al momento de fusionar las finanzas es la planificación fiscal. Primero, debe decidir si ambos presentarán una declaración conjunta como casados o una presentación individual como individuos casados. La opción que elija cambiará su categoría contributiva y cuánto dinero terminará recibiendo o debiendo al gobierno. Responda también estas preguntas:

  • ¿Usan ambos una deducción estándar o detallan sus deducciones?
  • ¿Cómo se siente cada uno de ustedes sobre los reembolsos de impuestos? ¿Trata de alcanzar el punto de equilibrio con sus impuestos para recibir un pequeño reembolso o prefiere obtener un gran reembolso? (Sugerencia: es mejor obtener un pequeño reembolso y recuperar más dinero en cada cheque de pago)
  • ¿Qué tan temprano les gusta hacer la presentación a ambos?
  • ¿Utilizan eFile, presentación en línea?
  • ¿Utilizan un preparador de impuestos?

Cuando se case, uno o ambos deberían ajustar su retención de impuestos W-4 de sus cheques de pago. Si aumenta su número de exenciones reclamadas, el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) tomará menos dinero de cada cheque de pago.

Pólizas de seguro

El seguro es otro tema que debe resolver para asegurarse de que su hogar esté completamente cubierto. Una vez que esté casado, es posible que pueda agrupar las pólizas de seguro del automóvil y posiblemente también incluir el seguro de vivienda propia si uno de ustedes es el propietario o si planean comprar una casa juntos. Si no es propietario de una vivienda, asegúrese de hablar sobre el seguro del inquilino para su vivienda. Debe asegurarse de que su propiedad esté completamente cubierta, independientemente de si alquila o es el dueño.

También debe hablar sobre las pólizas de seguro de vida, especialmente si ambos cónyuges están trabajando. Ahora que vivirá en un hogar de dos ingresos y podrían fusionar las finanzas, es probable que sus gastos mensuales se ajusten en consecuencia. Si un cónyuge muere o queda discapacitado permanentemente, puede ser una carga inmensa para el otro cónyuge. Cosas como el seguro de vida y el seguro de muerte accidental y discapacidad están destinados a ayudar a su cónyuge a sobrevivir si pierde sus ingresos. Estos tipos de seguro se vuelven aún más importantes cuando tiene niños involucrados.

Beneficiarios

Si tiene pólizas de seguro de vida existentes, así como planes de jubilación, es posible que deba cambiar sus beneficiarios al casarse. En general, querrá que su cónyuge, así como sus hijos, reciban el beneficio completo de estos seguros y sus cuentas de jubilación en caso de fallecer.

Esta conversación puede ser un poco más complicada si uno o ambos cónyuges ya tienen hijos. Querrá hablar sobre cómo se dividirán sus activos para garantizar que tanto sus hijos como su cónyuge puedan realizar una transición sin problemas después de su fallecimiento. Esto también se combinará naturalmente en la próxima conversación sobre la planificación del final de la vida.

Planificación del final de la vida

Además de las pólizas de seguro y los beneficiarios, también debe hablar sobre problemas financieros relacionados con la muerte de uno de ustedes. Ambos cónyuges deben redactar un testamento que distribuya sus activos y posesiones luego de fallecer. Dependiendo de dónde viva, los testamentos deben ser notariados para ser considerados legalmente oficiales.

Además de dividir las posesiones si fallece, también debe describir un poder notarial si un cónyuge queda discapacitado. El poder notarial le brinda a alguien la capacidad de tomar decisiones médicas y financieras en su nombre. En general, querrá que su pareja tenga un poder notarial para tomar decisiones por usted. Esto puede evitar conflictos con otros miembros de la familia en caso de que no pueda hablar y expresar sus deseos usted mismo.

Finalmente, si cualquiera de los cónyuges traerá hijos al matrimonio y usted mezclará a su familia, debe analizar qué pasará con los hijos si el padre biológico muere. Querrá asegurarse de que los niños sean atendidos y puedan realizar la transición de la mejor manera posible.

Metas

Una vez que hable sobre todos los asuntos financieros concretos que necesita coordinar para fusionar las finanzas, todavía hay un tema más que debe cubrir. Debe discutir sus objetivos financieros. Debe saber qué tienen en mente para el futuro, y qué tan pronto quieren llegar allí.

  • Si quieren tener hijos, ¿qué tan pronto quieren formar su familia?
  • ¿Ambos quieren convertirse en propietarios y, de ser así, cuándo?
  • ¿Cuánto quieren viajar?
  • ¿Cuándo quieren jubilarse los dos y cómo quieren pasar sus años dorados?

Este tipo de preguntas le ayudarán a definir cómo necesitan manejar su dinero para respaldar estos objetivos. También asegurará que ambos estén en la misma página a medida que avanzan. Esto les ayudará a evitar situaciones en las que un cónyuge está gastando, mientras que el otro está tratando de ahorrar para un objetivo.

Asegurar un hogar financiero feliz después de fusionar las finanzas

Use these tips to ensure a happy financial householdAl fusionar las finanzas con su cónyuge o pareja por primera vez, no espere que todo vaya a ser perfecto. Habrá algunos baches en el camino a medida que realice la transición para fusionar las finanzas por completo. Tenga en cuenta que cada uno tiene sus propias perspectivas financieras y hábitos arraigados que podrían generar conflictos.

Las cosas también pueden pasar desapercibidas a medida que se acostumbran a manejar su dinero como pareja. Si decide obtener cuentas conjuntas, deberá sentirse cómodo con dos personas que realicen transacciones en la misma cuenta. Pueden ocurrir sobregiros, por lo que debe asegurarse de que sus cuentas tengan la protección adecuada contra sobregiros.

Estos consejos pueden ayudarle a evitar peleas de dinero en su hogar.

Hable sobre los problemas tan pronto como surjan

Ya sea que se trate de un sobregiro en su cuenta o un pago atrasado de una factura, asegúrese de plantearle los problemas a su cónyuge de inmediato. No espere a que su cónyuge se dé cuenta del problema si es que usted lo causó, y si usted se da cuenta de algo, no espere a que se agrave. Hable sobre lo que sucedió y, lo que es más importante, cómo puede evitar tener ese problema en el futuro.

Lo que realmente debe evitar es reprimir los problemas financieros y las quejas con su cónyuge. Puede generar resentimiento y esto puede conducir a desafíos en su relación. Saque todo a la luz, hable de ello y luego siga adelante.

No esconda dinero…ni deudas

La infidelidad financiera se refiere a cualquier práctica de ocultarle a su pareja aspectos de su vida financiera. En algunos casos, está ocultando dinero para poder gastarlo en lo que quiera sin que su pareja lo descubra. En otros casos, obtiene una tarjeta de crédito secreta y mantiene la deuda oculta, para poder seguir comprando. Cualquiera sea el caso, es una receta para el conflicto en su relación con el cónyuge, que eventualmente se va a enterar.


No deje que su cónyuge ahorre mientras usted gasta

No hay nada peor que trabajar uno contra el otro. Si una persona está tratando de ahorrar para el pago inicial de una casa, mientras que la otra está tratando de darles a sus hijos la mejor Navidad de la historia, seguramente causará fricción. Ambas son metas admirables, pero deben trabajar juntos para lograrlas.
Cuando decida que hay un nuevo objetivo que desea alcanzar, háblelo con su pareja para poder llegar a un acuerdo. Luego, puede establecer juntos un objetivo INTELIGENTE (SMART, en inglés) y comenzar a trabajar para lograrlo.

Mímense con actos, no con regalos caros

Es fácil exagerar los regalos para las personas que más quiere en el mundo. Pero exagerar los días de San Valentín, cumpleaños, aniversarios y días festivos es una manera fácil de terminar con una gran deuda. ¡Comprométanse juntos para mantenerse por debajo de una cierta cantidad de dinero en cualquier regalo, y asegúrese de cumplirlo individualmente cuando salga de compras!
Recuerde, los regalos de experiencias y gestos generalmente significan más que el precio que acompaña a un regalo. Por lo tanto, busque maneras de mimarse mutuamente que no rompan el presupuesto.

Celebren las ganancias financieras

Una vida de presupuestos y ahorros estrictos para lograr sus objetivos puede ser difícil, por lo que necesitan encontrar formas de celebrar sus ganancias financieras como pareja. Asegúrese de elogiar a su cónyuge cuando hace algo bueno por sus finanzas. Obviamente no querrá exagerar, pero encontrar espacio en su presupuesto para una buena comida o una excursión divertida en Groupon, puede ayudar para mantenerse firme en su presupuesto y evitar sentirse hambriento de diversión en su camino hacia el éxito financiero.

Enfrentar juntos desafíos de deudas

Al igual que no querrá que un cónyuge ahorre mientras el otro gasta, tampoco deseará que uno trabaje para pagar deudas mientras que el otro sigue gastando. Si ven que tienen demasiada deuda y está consumiendo su presupuesto, comprométanse juntos a encontrar una solución y pagarla.