Aprenda a manejar el estrés financiero con una mentalidad positiva

La educación financiera comienza por reconocer su actitud frente al dinero

Cuando se habla de la educación financiera, es importante resaltar dos aspectos: la mentalidad del dinero y el estrés financiero.En este Mes de la Educación Financiera es importante resaltar dos aspectos que, por lo general, quedan en un segundo plano cuando se habla de la educación financiera: la mentalidad del dinero y el estrés financiero.

Podría decirse que la educación financiera se refiere al conocimiento práctico sobre cómo funciona el crédito, las tasas de interés que se aplican a las deudas y cómo manejarlas, e incluso la elaboración y mantenimiento de un presupuesto que permita llevar unas finanzas personales saludables.

Ahora bien, la educación financiera en realidad envuelve mucho más que el conocimiento práctico que responde a “cómo funciona el sistema financiero”, y debe extenderse hasta un nivel personal y más profundo que responda a “cómo se relaciona usted con el dinero”.

Tomarse un espacio para tratar de observar y analizar su propia conducta con el dinero y comprender la importancia de su actitud hacia sus finanzas es fundamental para poder aplicar el resto de los conocimientos financieros de una manera óptima.

Evalúe su mentalidad del dinero

Una mentalidad de dinero es la actitud preponderante que tiene sobre sus finanzas personales. Es lo que determina cómo toma decisiones financieras clave todos los días. Y puede tener un gran impacto en su capacidad para lograr sus objetivos. Si cambia su mentalidad sobre el dinero, tenderá a tomar mejores decisiones al superar los desafíos. En este caso, el poder del pensamiento positivo realmente importa.

Por otro lado, la negatividad genera emociones que impiden la acción:

  • Miedo o intimidación
  • Derrotismo
  • Procrastinación

Cuando acepta el positivismo en las finanzas, llega a darse cuenta de que ningún problema es insuperable. Ya sea que tenga una deuda de $5,000 o $50,000, se puede eliminar. Su puntaje de crédito puede ser 500, pero ninguna penalización de crédito dura para siempre, ¡se pondrá mejor!

Cuando tiene una mentalidad del dinero positiva, usted:

  • Busca oportunidades en lugar de ver obstáculos
  • Reconoce que cada situación financiera es reparable
  • Ve el valor de pedir ayuda en lugar de luchar en silencio
  • Acepta que incluso pequeños pasos se suman al progreso, incluso si es lento

Enfrente el estrés financiero

Comprender que su vida, su perspectiva y sus seres queridos se ven afectados negativamente por el estrés financiero no es tan fácil como parece.Comprender que su vida, su perspectiva y sus seres queridos se ven afectados negativamente por el estrés financiero no es tan fácil como parece. A menudo, intentamos poner una cara valiente cuando nos enfrentamos a desafíos. Como resultado, no notamos cambios en nuestro propio comportamiento que están manifestando altos niveles de estrés.

Los siguientes signos pueden ayudarle a identificar que está lidiando con niveles de estrés financiero excesivamente altos:

  • ¿Está discutiendo con su cónyuge y familiares más a menudo, sean o no sean discusiones relacionadas con el dinero?
  • ¿Tiene dolores de cabeza o ataques de pánico?
  • ¿Está ocultando facturas y recibos de su cónyuge para que no lo «atrapen» gastando dinero?
  • ¿Tiene dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido por la noche?
  • ¿Está estresado al comer, es decir, ha cambiado sus hábitos alimenticios y está comiendo más, recurriendo a la comodidad y la comida chatarra?
  • ¿Tiene problemas para concentrarse en el trabajo?

Si respondió  a cualquiera de las preguntas anteriores, entonces el estrés financiero puede estar afectando su vida más de lo que piensa. Puede seguir los cuatro pasos a continuación para comenzar a reducir sus niveles de estrés ahora.

Cómo combatir el estrés financiero con una mentalidad de dinero positiva

Para enfrentar el estrés financiero, hay cosas que debe hacer: lidiar con la causa del estrés y batallar con los síntomas resultantes que el estrés está manifestando. A menudo, abordar los síntomas primero es la opción correcta porque la tensión física y emocional pueden entorpecer su lucidez para tomar las mejores decisiones, que serán clave más adelante en el proceso.

Sacar cosas de nuestro pecho, a menudo es la forma más fácil de enfrentar el estrés financiero y comenzar a sentirse mejor. Mantener el estrés financiero y la deuda en secreto o internalizarlo es una buena manera de terminar con una úlcera. Déjelo salir. Hable con un familiar, amigo de confianza o un profesional de salud mental para comenzar a desahogar esa presión y evitar que se acumule y lo paralice.

Lo más probable es que un alto nivel de estrés financiero tenga más de una fuente. Con eso en mente, debe organizar los factores estresantes financieros en cuatro categorías:

  • Importante, cambiable: Estas son las cosas importantes en su vida financiera que contribuyen a su estrés y que pueden resolverse tomando medidas. Si su hipoteca está bajo el agua, esto puede refinanciarse a través de HARP. Incluso si aún no conoce la solución, solo saber que existe una solución y que es algo que debe buscar es un primer paso.
  • Importante, no cambiable: Estos son factores contribuyentes que lo han llevado a una situación que no puede cambiar: divorcio, una mala economía, desafíos médicos y de salud mental en curso, cambios en su industria profesional que han dejado obsoleto su trabajo. Estas son cosas importantes en la vida que definitivamente afectan su perspectiva, pero a menudo no puede hacer nada al respecto que no sea encontrar una manera de enfrentar el estrés financiero.
  • No importante, cambiable: Estas son cosas que pueden irritarle y aumentar su nivel de estrés, pero en realidad no son factores contribuyentes. A menudo, estas son cosas pequeñas como que su cónyuge insiste en pagar las facturas a través del sitio web de su banco cuando prefiere ir al sitio web del proveedor. Es una pequeña molestia que en realidad no resuelve nada. Déjelo ir y concéntrese en cosas más relevantes.
  • No importante, no cambiable: Una vez más, a menudo son cosas que comienzan a parecer significativas cuando estamos estresados, pero que realmente no tienen ningún efecto en su situación actual. Tal vez sus padres nunca le enseñaron cómo elaborar un presupuesto adecuadamente o no te enseñaron cómo usar el crédito correctamente. Puede ser mejor para sus hijos, pero no puede cambiar lo que le sucedió en el pasado, por lo que debe dejarlo pasar.

Una vez que haya eliminado todo lo que no es importante o no se puede cambiar, solo le quedan las cosas importantes que son fuentes reales de su estrés financiero. Ahora encuentre a la persona adecuada para ayudarle a enfrentar cada uno de esos factores.

Para problemas de deuda de tarjetas de crédito, llame a una agencia de consejería de crédito certificada y obtenga una consulta gratuita para revisar sus opciones de consolidación y otros tipos de alivio de deuda. También puede obtener una evaluación de presupuesto gratuita para ayudarle a equilibrar sus gastos con sus ingresos.

El próximo seminario web gratuito de Consolidated Credit se enfoca en prevenir y manejar el estrés financiero. ¡Acompáñenos!

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

[email protected]
1-800-728-3632 x 9344