Los beneficiarios del tercer estímulo económico están sujetos al embargo

El Congreso aprobó otro paquete de ayuda histórico de 1.9 billones (trillions) de dólares para ayudar a los residentes de Estados Unidos y Puerto Rico a recuperarse de esta crisis financiera. Sin embargo, un tecnicismo en la forma en que se aprobó la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021 ha dejado a los consumidores abiertos a que se les embargue su tercer estímulo.

Sin las protecciones ofrecidas por las dos rondas anteriores de Pagos de Impacto Económico, los cobradores de deuda podrían tomar el dinero que la gente necesita

La Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021 ha dejado a los consumidores abiertos a que se les embargue su tercer estímulo.

Preguntas frecuentes sobre el estímulo

La Ley CARES aprobada en marzo de 2020 fue aprobada por una mayoría de dos tercios en el Senado. También lo fue la segunda ronda de estímulos.

Con esta ronda, los demócratas sabían que no contaban con el apoyo de los republicanos. En otras palabras, con el Senado dividido al 50% entre los dos partidos, los demócratas no pudieron aprobar el proyecto de ley por los medios tradicionales.

Para que el proyecto de ley se aprobara rápidamente, los demócratas utilizaron una herramienta especial para la llamada reconciliación presupuestaria ( budget reconciliation, en inglés). Esto solo requiere una mayoría simple de votos para aprobarse en el Senado. Sin embargo, la reconciliación presupuestaria tiene reglas específicas sobre lo que el Congreso puede y no puede incluir en el proyecto de ley.

Los demócratas no podían incluir el salario mínimo obligatorio de $15 en el proyecto de ley, que obtuvo grandes titulares y popularidad. Pero otra cosa que no se pudo incluir es la falta de protecciones de embargo completas para los pagos de estímulo (en inglés).

Sí. A diferencia de las dos rondas anteriores, no hay protecciones integradas que eviten el embargo en este tercer estímulo. Los pagos anteriores estaban completamente protegidos, pero este no.

Eso significa que los cobradores de deuda que hayan obtenido una sentencia judicial a su favor podrían potencialmente embargar su cheque de estímulo. Si un cobrador ya tiene acceso ACH a su cuenta corriente, el riesgo de que tome sus fondos es aún mayor.

“El Congreso les dio a las personas este dinero porque es fundamental para muchos hogares cubrir las facturas y los gastos básicos”, dice Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. “Sin embargo, han dejado a la gente expuesta a que le quiten ese dinero para pagar deudas antiguas que ya están en colección. Es un riesgo enorme y, como resultado, los consumidores pueden perder mucho.»

Para la mayoría de las deudas, un cobrador necesita una orden judicial para proceder con cualquier embargo. El cobrador debe demandarlo en un tribunal civil y obtener un fallo en su contra. Esto les da a los cobradores el derecho de forzar el reembolso a través de acciones como el embargo de salario.

En determinadas circunstancias, es posible que ni siquiera sepa que el cobrador ha recibido tal sentencia. Por ejemplo, si recibió una citación judicial y la ignoró o no respondió con prontitud, es posible que el cobrador haya recibido una sentencia en su contra por defecto. En este caso, también estaría abierto al embargo del tercer estímulo.

Ciertas deudas no requieren una orden judicial de embargo. Esto incluye:

  • Deudas ordenadas por el tribunal, como manutención de los hijos atrasados ​​o pensión alimenticia
  • Deuda tributaria del IRS si adeuda impuestos atrasados
  • Préstamos estudiantiles federales en retraso

La buena noticia es que el proyecto de ley incluyó protecciones para todos estos tipos de deuda. El IRS declara en su sitio web que, «Bajo la nueva ley EIP3 [Pago de Impacto Económico 3] no se puede compensar para pagar varias deudas federales vencidas o impuestos atrasados.»

Es más, dado que los préstamos federales para estudiantes todavía están en aplazamiento automático, hay muy poco riesgo de embargo allí.

Aún así, esto le da a los cobradores de deudas privados que ya tienen sentencias de tribunales civiles la capacidad legal de embargar a voluntad. Esto podría ser por deudas de tarjetas de crédito vencidas, cobros médicos y atrasos de servicios públicos. Las oficinas de impuestos estatales tampoco tienen prohibido embargar su salario, solo el IRS (en inglés).

Más cambios en el tercer estímulo de impacto económico

La falta de protección contra embargos no es lo único diferente de esta última ronda de estímulos, también conocida como Pago de Impacto Económico o EIP, por sus siglas en inglés.

  • Lo bueno: Los dependientes recibirán un pago completo esta vez y los pagos no se limitan a dependientes menores de 17 años. Recibirá $1,400 por cualquier dependiente en su hogar . Si tiene hijos adultos, un Veterano discapacitado o un abuelo que vive en su hogar y que declara como dependiente en su declaración de impuestos, cada uno sería elegible para recibir $1,400.
  • Lo malo: los límites de ingresos son menos flexibles esta vez. Esto significa que menos personas calificarán para los pagos, incluso si tienen dependientes viviendo en su hogar.
    • Usted es elegible para el pago completo si:
      • Es soltero y su ingreso bruto ajustado (AGI) es menor a $75,000
      • Es jefe de familia y su ingreso bruto ajustado es menos de $112,500
      • Está casado y tiene un ingreso bruto ajustado por hogar de $150,000 o menos
    • No es elegible para ningún pago si:
      • Es soltero y su ingreso bruto ajustado excede los $80,000
      • Jefe de familia con ingreso bruto ajustado superior a $120,000
      • Casado con un ingreso bruto ajustado de más de $160,000
    • Para cualquier persona que se encuentre entre esos dos rangos, es elegible para un pago parcial, pero disminuye rápidamente. El pago se reduce en un cinco por ciento, o $5 por cada dólar que su AGI supere los límites de ingresos de pago total.

Una cosa que no ha cambiado es que aún puede buscar el estado de su EIP usando la herramienta «Obtener mi pago« del IRS.

Proteja su cheque de estímulo del embargo de salario

“La mejor protección que los consumidores pueden obtener contra acciones de cobranza como el embargo es a menudo implementar un plan de alivio de deudas”, explica Herman. “Y no tiene que ser tan extremo como declararse en quiebra para obtener una suspensión automática que proteja contra cosas como el embargo. Siempre que los cobradores y los acreedores sepan que usted está trabajando para pagarles, será menos probable que tomen medidas agresivas como el embargo.»

Una solución de alivio de la deuda que puede ayudar es la consejería de crédito. Un consejero de crédito certificado puede ayudarle a inscribirse en un programa de manejo de deudas. Esto puede consolidar tarjetas de crédito, otras deudas no garantizadas y cuentas en colección en un plan de pago mensual asequible.

Los beneficios de un programa de manejo de deudas

Cuando se inscribe en un programa de manejo de deudas, los acreedores y los cobradores acuerdan aceptar pagos a través de Consolidated Credit. Esto significa que tienen un plan formal que muestra cuándo se les pagará. Como resultado, es menos probable que lo demanden en los tribunales o emprendan otras acciones de cobro, como el embargo.

“Los cobradores toman acciones como demandas civiles y embargo de salarios cuando creen que esa es la única forma en que se les pagará,” dice Herman. “Inscribirse en un programa de manejo de deudas les muestra a los acreedores y cobradores que usted se toma en serio el pago de sus deudas. Si saben que les van a pagar, es menos probable que se enfrenten a estas medidas severas.»

Un programa de manejo de la deudas también puede ayudar a minimizar algunos de los otros efectos negativos que pueden traer. Por ejemplo, la mayoría de los acreedores acuerdan poner al día las cuentas vencidas después de tres pagos. Esto puede ayudar a detener el daño del historial crediticio mucho antes que si tuviera que pagar el monto total adeudado.

“Es el momento adecuado para que la gente encuentre una solución a su deuda,” anima Herman. “Es posible que pueda proteger su estímulo y establecer un plan de pagos asequible. Nuestro equipo también ayuda a nuestros clientes a realizar pagos adicionales cuando quieren utilizar parte de un estímulo para saldar deudas. De esa manera, el dinero se puede utilizar de la manera más eficiente posible.»

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

[email protected]
1-800-728-3632 x 9344