Investigación de la semana: La mayoría de los Americanos fracasan con el bienestar financiero

CFPB pide a los Americanos que califiquen su propio bienestar financiero, y el resultado indica que la mayoría de nosotros estamos todavía muy lejos de lograrlo.

Cada semana, Consolidated Credit busca investigaciones financieras que puedan ayudarle a lidiar con su deuda y presupuesto. Esta semana…

Un interesante estudio

Americanos fracasan con el bienestar financieroLa Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) llevó a cabo un estudio de primera clase sobre el bienestar financiero. A finales de 2016 presentaron una encuesta nacional, en la cual pedía a los americanos que calificaran su propio bienestar financiero. También preguntaron acerca de los datos básicos demográficos, tales como la edad, los ingresos y la educación, para ver si algunos de esos datos demográficos mejoraban o empeoraban.

Un gran resultado

Se podría pensar que la autoevaluación conduciría a resultados positivos sesgados. Sin embargo, curiosamente, la puntuación promedio en la escala de 100 puntos fue de 54. De hecho, sólo un tercio de los estadounidenses se dio una puntuación de 61 o más, pero sigue siendo una D.

(La mayoría de los americanos no saben cómo lograr un mayor nivel de bienestar financiero)

Los detalles fascinantes

  • Hay 35 puntos de diferencia entre el 10% superior de la puntuación y el 10% inferior
  • Aproximadamente 1/3 de todos los adultos se dan una puntuación de 50 o menos
  • Un tercio se autocalificó entre 51 y 60
  • El tercio final se adjudicó puntuaciones de 61 o más

Lo interesante de este estudio es que la demografía tiene muy poco que ver con el lugar en el que cada uno se pone.

  • Los asalariados de ingresos altos no se calificaron mucho mejor que los asalariados de bajos ingresos (46 vs. 60)
    • Aquellos 200% por debajo de la Línea de Pobreza Federal promediaron puntuaciones de 47
    • Mientras que los 200% por encima de la Línea de Pobreza Federal promediaron 57
  • Los Baby Boomers apenas superaron a los Millennials (55 vs. 51).
  • Incluso los graduados de la universidad no fueron mucho mejores que las personas que no obtuvieron el título de preparatoria (48 vs. 58)
  • Los hombres y las mujeres estaban exactamente iguales en las puntuaciones promedio (54 vs. 54)

Lo que varía es el estado de las finanzas de una persona, basado en lo que anotó:

  • Para las personas que se dieron un puntaje por encima de C (71-100) sólo el 5% dijeron que tenían dificultad para llegar a fin de mes.
    • Además, sólo el 7% de las personas con esas puntuaciones informaron que estuvieron enfrentando “dificultades materiales” durante los últimos 12 meses.
  • En el otro extremo del espectro, más del 93% de las personas que obtuvieron calificaciones menores de 40 años tenían problemas para cumplir con los objetivos.
    • Y si su puntaje es tan bajo, también hay una oportunidad mayor que tres-de-cada-cuatro que experimentó dificultades materiales el año pasado.

Lo que puede hacer

“Es sorprendente que la gran mayoría de los americanos ni siquiera puedan darse una C”, dice Gary Herman, presidente de Consolidated Credit.

“Muestra hasta qué punto, la mayoría de los americanos creen que están tan atrás. También muestra cuán crucial es para los adultos encontrar recursos financieros confiables de educación. De ese modo, podrían adquirir los conocimientos que necesitan para lograr un mayor bienestar financiero”.

La idea es simple: cuanto más educado financieramente usted esté, más probable será que pueda tomar las medidas correctas para conseguir donde usted necesita estar. Por lo tanto, la educación financiera es efectivamente la base para el bienestar financiero positivo. De lo contrario, no sabrán cómo salir de donde están.

Por lo tanto, comience siguiendo estos pasos:

  1. Haga clic en el enlace de abajo para tomar una prueba de educación financiera para ver dónde se encuentra.
  2. Una vez que complete la prueba, revise sus respuestas para ver en que falló.
  3. Utilice esos hallazgos para determinar qué necesita estudiar.
  4. Busque los recursos gratuitos acreditados en línea que puedan ayudarle a aprender a su propio ritmo cuando usted tenga tiempo.
  5. Luego, comience a aplicar lo que aprendió en su rutina diaria.

Hay muchos lugares para aprender en línea. Las agencias de consejería de crédito sin fines de lucro como Consolidated Credit, ofrecen educación financiera como parte de los programas de extensión. También puede encontrar otras iniciativas financieras sin fines de lucro, como AmericaSaves.org y FeedThePig.org.

También puede consultar con su institución financiera, ya que los bancos y las cooperativas de crédito a menudo ofrecen cursos de educación financiera interactiva.

Su empleador también puede ofrecer un programa de bienestar financiero que puede utilizar para aprender.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344