No caiga en la trampa de las tarjetas de crédito que ofrecen recompensas

Halloween-dinero-truco-trato

Si usted paga intereses en tarjetas de crédito con recompensas, entonces en realidad esas recompensas no van a valer mucho.

Una tarjeta de crédito de recompensas puede ofrecer una gran variedad de beneficios para usted. Sin embargo, si usted no maneja la deuda eficientemente, usted podría ver sus recompensas desaparecer en un abrir y cerrar de ojos. Es un truco de los bancos en donde los intereses de las tarjetas de crédito pueden ser tan monstruosos comparados con las recompensas que usted recibe por usar las tarjetas.

La buena noticia es que existe un truco que usted puede usar para maximizar las recompensas de las tarjetas de crédito. Y es más sencillo de lo que usted cree…

Cómo usar una tarjeta de crédito de recompensas sin intereses.

Casi todas las tarjetas de crédito aplican los intereses de la misma manera.  La tasa de porcentaje anual se divide en una tasa de interés periódica – esa es la tasa de interés aplicada a cada ciclo de facturación. El acreedor aplica intereses periódicos al saldo diario promedio por ese ciclo de facturación. Ellos calculan el saldo diario promedio basado en su saldo al comienzo y al final del ciclo de facturación.

Lo que quiere decir que, si usted empieza y termina un ciclo de facturación en cero, no paga cargos por intereses. Si usted paga su saldo en su totalidad cada mes, entonces usted hace cargos completamente libres de intereses. Así es como usted hace que una tarjeta de crédito de recompensas sea efectivamente de recompensas. De lo contrario, cualquier recompensa que usted gane será absorbida rápidamente por los intereses.

¿Qué tan rápido los intereses opacan las recompensas?

Rápido, mucho más rápido de lo que piensas.

Pongamos cómo ejemplo una típica recompensa de dinero de una tarjeta de crédito que genera 1.5% de recompensa por cada transacción que usted haga. De acuerdo a CreditCards.com, el APR promedio en este tipo de tarjetas de crédito es de al menos 16%.

Entonces, digamos que usted gasta $500 con esta tarjeta de crédito que tiene un 2% estándar de pago mínimo. Usted gana $7.50 por la compra, ¡genial!.

Aquí es donde la mayoría de las personas caen en la trampa, pues con un APR de 16%, el interés será del $6.67 del pago que se hizo. Eso quiere decir que de los $7.50 que se ganó de recompensa, usted gasta $6.67, dando como resultado una ganancia neta de $0.83.

Apenas se le cobra el interés, la recompensa de dinero desaparece rápidamente. Pero tenga en cuenta que si usted empezó el ciclo de facturación con un balance de cero, y si pagó su salgo completamente, no se van a aplicar intereses. En este caso usted si va ganar completamente los $7.50.

Por otro lado, si usted tuvo un balance al comienzo del clico de facturación, los intereses se aplican a ese ciclo. Entonces, la mayoría de sus recompensas de dinero van a desaparecer en el primer mes si usted carga saldos.

 


Siempre pague la totalidad de la deuda para maximizar las recompensas de las tarjetas de crédito.

Para maximizar una tarjeta de crédito de recompensas y sacar el mayor beneficio posible, usted debería siempre pagar el balance completo cada mes. De esta manera usted empieza y termina cada ciclo de facturación con un balance de cero, haciendo que todas sus compras estén libres de intereses.

Usando una tarjeta de crédito de cualquier otra manera significa que usted va a terminar gastando más y ganando menos. Mencionamos un caso de recompensa de dinero anteriormente, pero esto también aplica a las recompensas basadas en puntos y en viajes. Usted debería usar una tarjeta de crédito con recompensas solo si sabe que la puede pagar en su totalidad cada mes. De lo contrario, no pierda su dinero.

Esto también significa que usted tiene que escoger otra tarjeta de crédito u otra fuente de financiación para compras grandes. Puede parecer una gran idea comprar un televisor de $2,500 con una tasa de recompensa del 1.5%, pareciera algo bastante lucrativo. Sin embargo, es probable que no se pague la totalidad del balance al final del mes, por lo que la ganancia se perdería.

Si usted hace una compra grande que no puede ser pagada en su totalidad en el mismo ciclo de facturación, siempre acuda a la opción de financiación que le ofrezca la tasa de interés más baja. Puede ser una tarjeta de crédito con un interés bajo, o una línea de crédito de la misma tienda. O mejor aún, espere unos pocos meses y ahorre el dinero que usted gastaría en las facturas de tarjetas de crédito, para así poder hacer la compra en efectivo.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344